<
El pájaro de plata

Había una vez una princesa que siempre estaba contenta porque cada día al levantarse recibía la visita del pájaro de plata. Éste era su secreto. Pero una mañana su pájaro tan querido dejó de visitarla y esto la entristeció mucho. Al verlo, el rey hizo redactar un decreto diciendo que daría la mano de su hija al joven que le devolviera la alegría. Empezaron a llegar a la corte jóvenes de todo el reino: un pescador, un cocinero, un colchonero, un abogado..., pero nadie conseguía devolder la alegría a la princesa. Hasta que apareció un músico, que con sus canciones consiguió la vuelta del pájaro amado y, con él, la alegría de la joven princesa.

 

Para ver el dosier del espectáculo, pulsar el botón derecho y guardar (pdf - 1307 kb)